La fuente de la eterna juventud.

Hace unos días fue el cumpleaños de la obra mas influyente del Siglo XX, pero los “amigos” del artista le dieron plantón. A la fiesta no apareció nadie.

Sorprende y es muy significativo que sea casi imposible encontrar una publicación seria que nos recuerde la importancia de semejante centenario… que el ready made tiene ya un siglo. Nada en el New York Times, casi nada en medios artísticos. A los seguidores de la academia del arte contemporáneo no le apetece mirarse al espejo y verse con arrugas de centenario.

El mundo del arte, que no es ni una pizca mas original que el mundo real, también odia soplar las velas… Los peterpanes e intelectuales del arte también desean vivir en la horterada de la juventud perpetua. Se han tomado en serio, no solo la indumentaria cool, o las cremas antiedad, también la condición principal de la juventud: Carecer de pasado.

“La fuente” de la eterna juventud se llama arte contemporáneo. Y la magia producida por esa fuente, como todos los hechizos en todos los cuentos, acarrea efectos secundarios: Quien beba de ella se olvidara hasta de su padre.

 

Libros NO recomendados 1: “Vida líquida”, Zygmunt Bauman.

La negatividad no es tan mala. Los blogs te recomiendan cosas maravillosas, lo que conlleva inevitablemente frustración cuando se trata de libros porque es imposible leerlos todos. Además requieren un esfuerzo. Así que voy a intentar quitaros un peso de encima…
Voy a empezar mis no recomendaciones con este libro (o cualquier otro) de Zygmunt Bauman.

Los titulares de los periódicos no han dejado que nos pasara desapercibida su muerte:

“Nueve frases memorables del filosofo”.

“Cuando un gran icono legitima tu angustia, merece un aplauso”.

“¿Porque se hizo viral la muerte de Bauman?”

“¿Cuánto sabes acerca del filósofo Zygmunt Bauman?. Pon a prueba tus conocimientos sobre uno de los pensadores mas influyentes del ultimo medio siglo”.

(Titulares de El País.)

Leí hace mucho un par de sus libros, cuando aun no se le veía tanto en los periódicos y cuando no sabíamos aun que tantas cosas son en realidad líquidas.

Este libro que no recomiendo nos habla de la Vida Líquida de nuestros tiempos, osea, de un poco de todo. Tiempos que según el autor “podríamos muy apropiadamente llamar tiempos de oscuridad”. No se si los tiempos son oscuros, cada cual que juzgue por si mismo. Pero lo que es absolutamente visible y clara es la perogrullada permanente de cada frase de Bauman:

“Los consumidores hechos y derechos no tienen remilgos a la hora de tirar cosas a la basura”.

“La sociedad de consumo no puede ser mas que una sociedad de exceso y derroche”.

“Todos los seres humanos son y siempre han sido consumidores”.

“Los espacios públicos son lugares en los que los extraños coinciden”.

“El terreno sobre el que descansan nuestras perspectivas de vida es sin duda inestable, como también son nuestros empleos…..”

Lo que mas me molesta en un pensador es que me diga “sin duda”. Porque “sin duda” significa lo evidente. Y no leo a un filosofo para que me cuente lo que ya se.

Ademas… ¿Acaso la “vida” en este planeta tuvo alguna vez algo parecido a Estabilidad?. Bauman nos habla (sin pruebas) de un pasado “sólido, enfocado a la eternidad, un estado perpetuo, monótono”.

Sin embargo dice que ahora la vida “fluye sin objetivo, sin destino ni misión alguna”….. Suponiendo que tenga razón…¿No sería eso a su vez un paradigma, una regla?. Que la regla sea líquida o sólida no quita que sea una regla. Esa supuesta liquidez se me presenta tan sólida como una piedra.

Por ultimo les advierto que en el libro no encontrarán novedad alguna diferente de lo que pueden ver en la calle o en su propia vida todos los días. Su sabiduría, no por ser más erudita, es distinta a la de cualquier anciano honorable. El listón para calificar de maestro a alguien esta ya rozando el suelo y no me explico como puede calificarse de filosofo a nadie por decir: “En facebook es facilísimo. Puedes tener más de 500 contactos sin moverte de casa, le das a un boton y ya”. Esta es una de “las 9 frases memorables del pensador”, segun El Pais. (Las otras 8 no son mejores).

No encontareis en este libro ni en Bauman la más mínima crítica o solución sino todo lo contrario, una monotona reafirmacion de estos “tiempos oscuros”.

Bauman es la herramienta perfecta para atemorizar y desmoralizar al personal. Nos dice: “De la inseguridad y el temor se puede extraer un gran capital commercial”.

Y eso Bauman lo sabía muy bien.

WTF ? !

Acabo de abrir la página web del museo MOMA de NY, la joya de los museos, y me encuentro una exposición organizada allí de Maureen Gallace… Una mujer que desde hace mucho pinta cuadritos como el de arriba.

No me sorprende nada lo que veo porque tras numerosas visitas he comprobado in situ que a la gente en NY le importa tres pitos si en un museo de arte te encuentras un cuadro o una instalación con una rata muerta. Y con cuadros me refiero a cuadritos como el de arriba.

La mayoría abrumadora de profesionales del arte en España y en Europa no tienen la mas remota idea de como diferenciar entre un cuadro como este y el de un dominguero aficionado. Si se topasen con un cuadro así en un museo llamarían a la policía.

Leo en una entrevista lo que la propia pintora nos cuenta sobre sus comienzos:

“Lo anómalo era que no me esforzara por hacer algo inteligente. Con este estilo aparentemente desfasado de pintar yo era la antítesis del remolino que me rodeaba. Era una artista informada, con estudios, y el establecerme en la comunidad artística de NY con esta práctica pasada de moda, se volvió en mi favor”.

¿Qué nos muestran los cuadros de Maureen Gallace colgados en el Moma vistos a través de un abismo de distancia?:

La diferencia entre el Ser y el Aparentar.

 

 

Clases de Aerobic.

Imagen 1: “Workshop” de Marina Abramovich en Brasil.

Imagen 2: No es Marina Abramovich, pero se parece.

Entrevistador: “Usted propone la introspección del método Abramovich, ejercicios para relajarse y conocerse mejor.”

Abramovich: “Quiero que te quedes a mi charla sobre el método. No vuelvo a hablar contigo si no asistes (ríe). Así te podrás convertir en alumno mio.”

Aquí vemos, profesora con una alumna…

No termino de entender tanta necesidad de guíasgurúes y maestros. Todo eso y mas es Marina Abramovich. Por algo cita tanto al Dalai Lama, pero amor por los arboles y la espiritualidad no le impide ser impasible ante el dolor animal y ser una gran comedora de jamón:

“Amo las corridas de toros, he ido a muchas, he leído a Hemingway… Las corridas simbolizan la oscuridad y la luz… me entristece que en Barcelona las hayan prohibido. Es muy estúpido prohibir una tradición que viene del alma”
O:

“… Solo comía jamón. Cada noche después de la representación, ¡Jamón!”.

Marina Abramovich esta loca de verdad. Su forma de citar a Hemingway me hace dudar de que lo haya leído, o que haya leído algo en su vida. Pero ella también escribe. ¿Que clase de maestro nos puede dejar sin catecismo?. Estas son algunas perlas de su Manifiesto que según ella solo fue capaz de escribir después de 4 décadas de trabajo:

Un artista no debe matar a otro ser humano.
Un artista no debe suicidarse.
Un artista debe sufrir.
Un artista es universo.

Intento buscar palabras, pero no las encuentro. Solamente me pregunto: ¿Que que clase de personas estamos eligiendo como “maestros”?. Sus mandamientos (menos que somos universo) los aprende cualquier persona normal gracias a sus padres a muy tierna edad. Los grurus siempre acaban en estas perogrulladas.

La locura máxima es cuando dice que el artista:

“No debe hacer de si mismo un ídolo”.

¡Y lo dice ella!, que se basta a si misma como obra de arte!… Vestida con manto de Virgen María recién salida de alguna pintura flamenca.

Marina Abramovich es una madre-maestra que nos muestra el camino al resto de la humanidad, niños necesitados de luz.

“Un artista no debe mentirse a si mismo u a otros”, nos advierte…

Sin embargo Abramovich cuenta que: “La primera palabra que yo pronuncie no fue mama o papa, sino “El Greco”. Menuda caradura. ¿Es que alguien se ha podido creer semejante trola?.

La verdad es que el Manifiesto de Abramovich es una repetición insidiosa de patéticas ordenes. “Debe” (“Should” en ingles), repite cansinamente. No es una orden absoluta como “must”, es una orden velada en forma de pseudo-consejo, pero orden en definitiva. A Abramovich le encanta poner a la gente a bailar según su código aeróbico infantil, y no para perder unos kilos y mejorar la figura. Abramovich pretende educar y cambiar el mundo:

“Mi método busca cambiar las cosas, pero si no cambiamos antes nuestra consciencia, no podremos cambiar el mundo. Y si no cambiamos el mundo, alguien lo hará por nosotros”

Menos mal que tenemos a una intelectual como Abramovich para ello:

“Lo de la violencia, masturbarse, cagar… ya lo hicimos. Ahora se trata de descubrir que hay en nuestra mente. Solo entendemos el 33 por ciento de nuestro cerebro, así que no sabemos una mierda”.

¿33 por ciento?… Si… la vida es un misterio… Pero tranquilos, Abramovich, gracias a su Metodo Abramovich descubrirá el Mediterráneo para nosotros. Después de habernos enseñado otra vez a cagar, masturbarse o clavar cuchillos entre los dedos, Marina Abramovich nos abrira próximamente las puertas de otro 33 por ciento de nuestro cerebro. Sera suficiente por ahora…. Hasta la llegada del próximo mesías.

El Academicismo.

 

Vamos a ser sinceros… y a llamar a las cosas por su nombre…

Según Wikipedia “se habla de una obra u obras académicas cuando en estas se observan unas normas clásicas establecidas generalmente por una academia de artes”. Por el contrario el anti-academicismo es un “signo de rebeldía y renovación”.

También dice que el academicismo tuvo lugar durante el siglo XIX. Otros puntos destacables del academicismo según Wikipedia son su carácter burgués o que basa su estética en la repetición de cañones establecidos.

Teniendo esto en cuenta creo disponer de todos los argumentos para afirmar que el arte contempraneo miente cuando se califica de anti academicista. Excluyo por supuesto a Marcel Duchamp. El readymade fue un verdadero acto de rebeldía, absolutamente nuevo, pero hace tiempo que es un clásico en toda regla, materia académica. Su establecimiento y repetición esta a punto de batir el récord de duración del periodo académico del siglo XIX… y aun tiene para rato.

Trabajar indistintamente con cualquier material según lo requiera cada proyecto, saltar del video al dibujo, del objeto o al performance … Renunciar por norma a una disciplina concreta es en si una norma de la académia contemporánea.

Llevemos la sinceridad hasta el final… Somos muchos los artistas y por supuesto no todos podemos inventar un genero artístico ni ser el comienzo de una nueva era. Así que reconozcamos que resulta ya ridículo disimular nuestra evidente “repetición de canones establecidos”, de una academia o de otra.

Lo de burgués, por lo menos ya no se disimula.

El fraude de Cristina Lucas.

Es muy raro que un artista ataque a otro porque ser políticamente correcto resulta hoy una absoluta obligación, por eso la critica es un genero tan aburrido y decadente. O halagas lo que todos halagan o eres un indecente. Se critica algo solo cuando esta permitido por la oficialidad y si tienes tal consentimiento tu patente de corso la tienes asegurada. Ejemplo:

Cristina Lucas:
“Pienso que hombres y mujeres que no sean feministas, sencillamente no son buenas personas, sino antidemocráticas e inmorales.” = Activista, buena persona.

Lino Lago:
“Cristina Lucas es una inmoral antidemocrática.” = Malvado, mala persona.

No estoy llamando pirata a Cristina Lucas. Aquellos por lo menos arriesgaban su vida. El robo a la verdad, la historia y los conceptos que se realiza hoy en día a manos de “intelectuales” es una aventura que no requiere ningún valor.

No le veo merito alguno al feminismo activista de Cristina Lucas, es mas, me parece un fraude. ¿Conocen a alguien que apoye hoy en día abiertamente la discriminación de la mujer?. Yo a nadie. Bueno si… El islam en general es un atentado en toda regla contra la mujer (y la democracia) pero eso Cristina Lucas nunca lo diría (o no se lo escuche nunca) porque no es políticamente correcto.

Puestos a admirar a activistas prefiero a los defensores de causas perdidas. Que fácil es ponerse el traje de defensor de los derechos de las mujeres cuando es casi imposible encontrar a alguien que te lleve la contraria, cuando los aplausos te caen por todos los lados y tortas ninguna. La intelectualidad y activismo de Cristina Lucas es gracioso comparado con el feminismo de Emilia Pardo Bazan y eso que Bazan ya daba conferencias hace un siglo sin que hubiese sido apedreada, que yo sepa.

Hablando de tortas. Cristina Lucas tiene una “obra de arte” que consistía en aleccionar a transeúntes para atizarle a un busto de RousseauNiños incluidos.

Y es que Cristina Lucas se cree una persona mas democrática, moral y progresista que Rousseau. Es sabido que juzgar la historia con la mentalidad de hoy es una absoluta barrabasada, pero ella ignora esto o le da igual. En general Cristina Lucas es una ignorante de la historia a secas. Ya bastante hizo Rousseau con dejarnos el legado que nos dejo, y seria vergonzoso comparar el legado y el activismo de Rousseau con el de Cristina Lucas. La obra de Rousseau fue tan subversiva en su época como para que sus libros fuesen prohibidos, quemados en las plazas. Por sus obras fue condenado a prisión y fue un prófugo. Hasta tuvo que vivir con nombres falsos. Este hombre que murió en soledad no tuvo una vida nada parecida a la de Cristina Lucas. El fue activista de verdad.

¿Le daría de tortas Cristina Lucas a Aristoteles por defender la esclavitud?, ¿A Stuar Mill , el campeón de la libertad, por defender que el voto de un profesor valga mas que el de un simple trabajador?, ¿Sermonearía a Montesquieu por sus palabras racistas hacia los negros en su monumental Espíritu de las leyes? ¿Denigraría al indígena “caníbal” y al “colonizador” Hernan Cortes? Claro que si.

Yo como vegano podría decirle a Cristina Lucas que es una inmoral atrasada y mala persona por comer carne y productos animalesPodría decírselo a todo el mundo, porque es lo que pienso realmente. Pero nací en una sociedad que heredo ciertos valores que un día di por atrasados. Ojala en el futuro este nuevo valor sea hegemónico, pero no soy quien para juzgar a mis antepasados y las tradiciones, de donde procede todo lo que me rodea, para bien y para mal. Solo un falso revolucionario desconoce y denigra el pasado.

“La tradición no es un motivo, es más bien un problema”, dice Cristina Lucas.

La tradición es la suma de todas las costumbres, buenas o malas según el punto de vista de los que las hereden. Pero para Cristina Lucas parece ser que la tradición es solo la suma de las malas costumbres. Ella desprecia las tradiciones, pero….¿Y que es sino el feminismo hoy?, ¿No es ya acaso una tradición?.

Lo mas triste de todo es que ella misma reconoce su farsa : “Menos mal que ya no es tan complicado ser mujer como lo era antes, y es que ha debido de ser horrible”.

No parece pues, que Cristina Lucas lo tenga difícil. Esta frasecita tan snob además encierra la suposición de que “antes” los hombres lo tenían fácil y oprimían a las mujeres de forma “horrible”. Pero la verdad es que ni siquiera existió “antes” un problema relativo a los sexos anterior al feminismo. Tanto hombres como mujeres llevaban una vida “horrible” vista con ojos de hoy. En ese mismo error caen muchos veganos que defienden que “antes” de ellos hubo una malicia especial contra los animales y no es así. Ni la problemática feminista ni el problema animalista fue antiguamente problemática alguna mas que de forma anecdótica, excepcional o nula.

Esta forma de pensar es una distorsión de mentes calenturientas y de falsos revolucionarios. Bastante preocupación tenían los antiguos, de evitar la peste, el hambre, la Guerra o la esclavitud, cosas tan normales para ellos como las nubes en el cielo.

La única verdad es que los hombres eran básicamente todos esclavos hasta la llegada de las ideas que Rousseau nos puso sobre papel. Hombres y mujeres vivián como esclavos, como perros (perdónenme la expresión los veganos políticamente correctos). Aun hoy muchos viven así.

Ninguna revolucion fue hecha nunca por Machos para defender los derechos de los machos. Incluso lo que despues se prolongo en una “opresion” de la mujer, enclaustrada en su casa, no fue en su inicio mas que la proteccion del macho hacia su familia por una mera division animal de funciones en nuestra especie. Asi durante milenios. Nunca las mujeres se ocuparon de la defensa ni participaron en los campos de batalla, cosa que no creo fuese pan comido para los machos. El mito de que los hombres tenian una vida de rosas mientras subyugaban a las hembras es completamente ridiculo.

Cristina Lucas desconoce la historia.

Y no solo la historia… Cristina Lucas no sabe que ella es la antidemocratica. Y ese es el problema… Dice: “ Todos los que piensen que no somos iguales, son personas machistas y antidemócratas.”

Cristina Lucas no sabe que la base de la democracia no es la igualdad.

La base de la democracia es la libertad. Libertad de poder ser diferente.

La igualdad que me vende Cristina Lucas no es igualdad, es un fraude. Es el totalitarismo del bien uniformado.

Yo no soy igual a Cristina Lucas. Disiento de Cristina Lucas. Ser iguales, Cristina Lucas, es lo aberrante y lo antidemocratico.

 

Cuestión de Gustos.

No es ninguna novedad que para nosotros la categoría privilegiada de Lo Real es Lo Creado, el fruto de la ocupación del creador, el inventar nuevos mundos. El progreso en general y la imaginación humana no tienen limites mas que la Realidad Física, pero esta también es “Relativa”… “desde Einstein” (me lo dijo un amigo hace poco).

El arte no es una excepción. Antes le llamaban las Bellas Artes pero se cambio por Arte a secas porque Lo Bello es discriminatorio, xenófobo.

Pero Arte era demasiado categórico… Como si el arte fuese una cosa concreta. Un gusto adquirido, cerrado… que barbaridad !.

Al final lo dejaron en Mundo del Arte. Eso si que si… Un mundo!… Cuantas perspectivas, menudo mercado por descubrir!.

Y este planeta del arte, es un mundo abierto a los demás mundos. Un universo para aventureros y descubridores. Eruditos o aprendices… La democracia en estado puro. Hace mucho que los conceptos de Umberto Eco como el de Obra abierta* son un puro atraso… porque nada hay cerrado, todo esta abierto. Las posibilidades para los hambrientos de lo estético son infinitas. Cualquier gusto adquirido es algo mal visto, hay que experimentarlo todo y estar abierto a todo. Nada hay de peor gusto que tener gusto.

Las bienales, las ferias, los museos y las exposiciones son rutas de degustación para el snob capitalista culto donde se pasea y consume en modo shoping o zapping y se exige el grado máximo de entretenimiento popular e intelectual. Hablamos de alimentos refinados, con una paleta infinita de colores y sabores explosivos pero que ni llenan ni sacian el apetito… porque el saber no ocupa lugar. Nada de digestiones pesadas.

En mis tiempos universitarios ya corría el bulo de que Joseph Beuys decía que todo es arte y cualquiera puede ser artista. Por eso no sorprende encontrarse los teoremas y ocurrencias de Ferran Adria en un evento artístico. Pero yo me pregunto:

¿Era necesario que el mundo de la pretendida intelectualidad, después de hacernos pensar que hablar de gustos es cosa de puros ignorantes, nos ofreciera una alusión tan evidente a las papilas gustativas?. ¿Tanta apertura para llegar a esto?.

¿Es al fin y al cabo tan difícil (o imposible) despegar el arte del gusto?.

* Igual que su matización entre apocalípticos (defensores de un arte noble) e integrados (defensores de la indiferenciado entre arte noble o bajo)

 

 

* Igual que su matizacion entre apocalipticos (defensores de un arte noble) e integrados (defensores de la indiferenciacion entre arte noble o bajo)

¿Qué es el arte?

Vamos empezar este blog con la pregunta del millón, por muy tonta que parezca, porque como se dice en la famosa primera frase y única comprensible de la infumable Estética de Adorno: “Ya no es obvio nada que tenga que ver con el arte”. Queda claro pues que nada esta claro… Situación que con su libro solo ha empeorado.

Digo pregunta del millón en sentido literal porque mediante las noticias que nos llegan el arte parece reducirse a una cuestión de millones. Es esto relevante o mera superficialidad anecdótica típica de las noticias?

Por otra parte existe un claro desencanto, contradicción o ruptura, no se muy bien como llamarlo, entre las famosas y estables obras de la antigüedad y el inmenso chorro de arte constante que nos inunda hoy. De arte y de todo.

Nada mas lejos de la verdad que esa estabilidad de la antigüedad. Seguramente vivián tiempos mas animados y revueltos que el nuestro… Pero es un signo único hoy la candi dad ingente de todo gracias a la demografía. La producción humana es absolutamente abrumadora. Los artistas no son una excepción. No se cuantos artistas hay en el mundo, ni sabría el resultado de multiplicarlos por el numero de obras que pueden crear todo ellos en un solo año. Apuntemos a modo de dato curioso que cuando nació Picasso había en el mundo mas o menos 1.500 millones de habitantes.

Pero no quiero hablar ahora ni de arte antiguo o contemporáneo, ni de su precio, cantidad o calidad, ni de sus autores… solo de la respuesta a que es el arte… Yo tengo la mía:

Yo tengo muy claro que El arte y el Mundo del arte son cosas muy distintas.

¿Cuanto arte hay en por ejemplo en una construcción como una pirámide de Egipto? Seguramente no mas que en la obra pintada por un pintor. Por mucho que hoy este tan sobrevalorado el trabajo en equipo, el pensamiento es algo individual, no hay pensamiento colectivo. Las ideas son cosa de uno solo. Se pueden compartir con los demás, defender, impulsar, contagiar, debatir, convertirse en universales, convertirse en ley,,,, incluso la democracia en origen fue invento de una sola persona (Clistenes si no me equivoco.)

El corazón de la creación humana esta en la soledad. El arte es soledad. Todo lo demás es otra cosa: El mundo del arte.

Aquí vamos a hablar de uno y de otro.

Bienvenidos.