El fraude de Cristina Lucas.

 

Es muy raro que un artista ataque a otro porque ser políticamente correcto resulta hoy una absoluta obligación, por eso la critica es un genero tan aburrido y decadente. O halagas lo que todos halagan o eres un indecente. Se critica algo solo cuando esta permitido por la oficialidad y si tienes tal consentimiento tu patente de corso la tienes asegurada. Ejemplo:

Cristina Lucas:
“Pienso que hombres y mujeres que no sean feministas, sencillamente no son buenas personas, sino antidemocráticas e inmorales.” = Activista, buena persona.

Lino Lago:
“Cristina Lucas es una inmoral antidemocrática.” = Malvado, mala persona.

No estoy llamando pirata a Cristina Lucas. Aquellos por lo menos arriesgaban su vida. El robo a la verdad, la historia y los conceptos que se realiza hoy en día a manos de “intelectuales” es una aventura que no requiere ningún valor.

No le veo merito alguno al feminismo activista de Cristina Lucas, es mas, me parece un fraude. ¿Conocen a alguien que apoye hoy en día abiertamente la discriminación de la mujer?. Yo a nadie. Bueno si… El islam en general es un atentado en toda regla contra la mujer (y la democracia) pero eso Cristina Lucas nunca lo diría (o no se lo escuche nunca) porque no es políticamente correcto.

Puestos a admirar a activistas prefiero a los defensores de causas perdidas. Que fácil es ponerse el traje de defensor de los derechos de las mujeres cuando es casi imposible encontrar a alguien que te lleve la contraria, cuando los aplausos te caen por todos los lados y tortas ninguna. La intelectualidad y activismo de Cristina Lucas es gracioso comparado con el feminismo de Emilia Pardo Bazan y eso que Bazan ya daba conferencias hace un siglo sin que hubiese sido apedreada, que yo sepa.

Hablando de tortas. Cristina Lucas tiene una “obra de arte” que consistía en aleccionar a transeúntes para atizarle a un busto de RousseauNiños incluidos.

Y es que Cristina Lucas se cree una persona mas democrática, moral y progresista que Rousseau. Es sabido que juzgar la historia con la mentalidad de hoy es una absoluta barrabasada, pero ella ignora esto o le da igual. En general Cristina Lucas es una ignorante de la historia a secas. Ya bastante hizo Rousseau con dejarnos el legado que nos dejo, y seria vergonzoso comparar el legado y el activismo de Rousseau con el de Cristina Lucas. La obra de Rousseau fue tan subversiva en su época como para que sus libros fuesen prohibidos, quemados en las plazas. Por sus obras fue condenado a prisión y fue un prófugo. Hasta tuvo que vivir con nombres falsos. Este hombre que murió en soledad no tuvo una vida nada parecida a la de Cristina Lucas. El fue activista de verdad.

¿Le daría de tortas Cristina Lucas a Aristoteles por defender la esclavitud?, ¿A Stuar Mill , el campeón de la libertad, por defender que el voto de un profesor valga mas que el de un simple trabajador?, ¿Sermonearía a Montesquieu por sus palabras racistas hacia los negros en su monumental Espíritu de las leyes? ¿Denigraría al indígena “caníbal” y al “colonizador” Hernan Cortes? Claro que si.

Yo como vegano podría decirle a Cristina Lucas que es una inmoral atrasada y mala persona por comer carne y productos animalesPodría decírselo a todo el mundo, porque es lo que pienso realmente. Pero nací en una sociedad que heredo ciertos valores que un día di por atrasados. Ojala en el futuro este nuevo valor sea hegemónico, pero no soy quien para juzgar a mis antepasados y las tradiciones, de donde procede todo lo que me rodea, para bien y para mal. Solo un falso revolucionario desconoce y denigra el pasado.

“La tradición no es un motivo, es más bien un problema”, dice Cristina Lucas.

La tradición es la suma de todas las costumbres, buenas o malas según el punto de vista de los que las hereden. Pero para Cristina Lucas parece ser que la tradición es solo la suma de las malas costumbres. Ella desprecia las tradiciones, pero….¿Y que es sino el feminismo hoy?, ¿No es ya acaso una tradición?.

Lo mas triste de todo es que ella misma reconoce su farsa : “Menos mal que ya no es tan complicado ser mujer como lo era antes, y es que ha debido de ser horrible”.

No parece pues, que Cristina Lucas lo tenga difícil. Esta frasecita tan snob además encierra la suposición de que “antes” los hombres lo tenían fácil y oprimían a las mujeres de forma “horrible”. Pero la verdad es que ni siquiera existió “antes” un problema relativo a los sexos anterior al feminismo. Tanto hombres como mujeres llevaban una vida “horrible” vista con ojos de hoy. En ese mismo error caen muchos veganos que defienden que “antes” de ellos hubo una malicia especial contra los animales y no es así. Ni la problemática feminista ni el problema animalista fue antiguamente problemática alguna mas que de forma anecdótica, excepcional o nula.

Esta forma de pensar es una distorsión de mentes calenturientas y de falsos revolucionarios. Bastante preocupación tenían los antiguos, de evitar la peste, el hambre, la Guerra o la esclavitud, cosas tan normales para ellos como las nubes en el cielo.

La única verdad es que los hombres eran básicamente todos esclavos hasta la llegada de las ideas que Rousseau nos puso sobre papel. Hombres y mujeres vivián como esclavos, como perros (perdónenme la expresión los veganos políticamente correctos). Aun hoy muchos viven así.

Ninguna revolucion fue hecha nunca por Machos para defender los derechos de los machos. Incluso lo que despues se prolongo en una “opresion” de la mujer, enclaustrada en su casa, no fue en su inicio mas que la proteccion del macho hacia su familia por una mera division animal de funciones en nuestra especie. Asi durante milenios. Nunca las mujeres se ocuparon de la defensa ni participaron en los campos de batalla, cosa que no creo fuese pan comido para los machos. El mito de que los hombres tenian una vida de rosas mientras subyugaban a las hembras es completamente ridiculo.

Cristina Lucas desconoce la historia.

Y no solo la historia… Cristina Lucas no sabe que ella es la antidemocratica. Y ese es el problema… Dice: “ Todos los que piensen que no somos iguales, son personas machistas y antidemócratas.”

Cristina Lucas no sabe que la base de la democracia no es la igualdad.

La base de la democracia es la libertad. Libertad de poder ser diferente.

La igualdad que me vende Cristina Lucas no es igualdad, es un fraude. Es el totalitarismo del bien uniformado.

Yo no soy igual a Cristina Lucas. Disiento de Cristina Lucas. Ser iguales, Cristina Lucas, es lo aberrante y lo antidemocratico.

 

Leave a Reply